EL EIBAR RESCATA UN PUNTO AL LEVANTE

EL BRENTFORD CONSIGUE SU TERCERA VICTORIA EN CASA
5 octubre, 2014
EL CORUXO SE CLASIFICA PARA LA FINAL DE LA COPA RFEF
17 octubre, 2014

EL EIBAR RESCATA UN PUNTO AL LEVANTE

eibarlevante

El gol de Piovaccari rozando el pitido del colegiado, que anunciaba el final del encuentro, conseguía otorgar al Eibar un punto, en un partido que podría haber ganado, de no haber sido por el gol injustamente anulado por un fuera de juego que realmente no existió.

eibarlevante4El Levante entró en juego con mejor atino que el Eibar, y no llegaba el reloj al minuto 3 cuando el ex jugador del Eibar, Morales, lograba el primer tanto con un tiro cruzado desde fuera del área.

En el resto del primer tiempo, el Eibar dominaba, pero sin crear demasiadas oportunidades salvo el disparo de Saúl Berjón en el minuto 20, que el guardameta contrario no pudo más que enviar a corner, tras emplearse a fondo, y un remate de Albentosa tres minutos después que también logró evitar Mariño.

No faltaban 2 minutos para el descanso, cuando un fallo del Eibar propició un contraataque que Camarasa finiquitó anotando el 0-2.

La segunda mitad fue una marabunta de situaciones que no daban lugar al respiro del espectador.

El gol en propia meta que llegó tras un rebote en Pedro Lopez propiciado por Javi Lara le daba al Eibar el 1-2. El Levante no podía más que defenderse de un Eibar que dominaba de manera asfixiante. Y en el minuto 69 vino la segunda recompensa tras una falta que terminó rematando Saúl desde fuera del área y regalandole el empate a su equipo.

eibarlevante3

En el minuto 75, Piovaccari levantaba al estadio tras aprovechar un centro de Saúl, pero que el colegiado anuló sin dilación por un fuera de juego inexistente.

Solo 3 minutos después replicó el Levante con Casadesús marcando un gol por la escuadra y llevando de nuevo la delantera para su equipo.

Y con el partido prácticamente acabado, jugando el tercer minuto de los cuatro añadidos, Piovaccari rescató el gol anulado y marcó de tiro raso llevando el desconcierto a las gradas levantinistas.

El Eibar demostró que la generosidad en el esfuerzo y la confianza son pilares inamovibles contra los temporales. La recompensa no fue plena, pero consiguieron evitar la derrota.